lunes, 30 de septiembre de 2013

ALICE IN WONDERLAND COOKIES- GALLETAS DECORADAS CON SELLOS

Hola a todos, se acabaron las vacaciones relacionadas con el blog, ya tocaba volver y vengo cargada de  nuevas ideas y sobre todo con muchas ganas.Me imagino que ya nos hemos ido incorporando todos poco a poco a esto de las publicaciones más o menos regulares. Intentaré traer recetas semanalmente, a ver si lo consigo... En el mes de abril compré unos sellos con la temática de Alicia en el país de las maravillas y otros con cenefas florales y mariposas, los de Alice no son grandes pero sí muy originales. Para que os hagáis una idea, el sello mayor tiene el tamaño de una galleta chiquilín. Es una manera diferente de decorar galletas, he visto en algunos blogs que no siempre sale bien esta técnica pero en mi caso no he tenido ningún problema. Lo que si he comprobado es que entre más grabados y detalles tiene el sello mejor queda impreso en el fondant. No he necesitado impregnar los sellos con colorantes diluidos tan sólo los he pintado con rotuladores de tinta comestible y me ha ido bien.
 Lo primero que hago es estirar el fondant y recortarlo con un molde. Después lo dejo secar durante hora sobre un trozo de papel de horno procurando que estén sobre una superficie totalmente lisa.
Una vez seco el fondant, paso el rotulador con movimientos muy rápidos y en zig zag  por todo el dibujo del sello. Pongo la punta del rotulador  ladeado como cuando hacíamos sombras con el carboncillo en las clases de dibujo, recordad que tenéis que hacerlo con mucha velocidad para que la tinta no se seque  y un par de veces, es muy sencillo, no os asustéis. Inmediatamente después debemos presionar unas segundos el sello en el fondant que ya estará seco y endurecido.Si veis que algún detalle no ha quedado grabado lo podéis retocar con el rotulador aunque yo no he tenido que hacerlo, lo he dejado tal cual , las imperfecciones también pueden ser bellas. Una vez decorado el fondant, lo  pegamos a las galletas, si no disponemos de glasa podemos utilizar un poquito de nocilla o nutellla. Por último dejamos que seque la tinta comestible. Os aconsejo que practiquéis un poco  antes de empezar a decorar, así conseguiréis pillarle el punto al sello y a la cantidad justa de tinta. Mas abajo os diré las tiendas donde podéis comprarlos.

Origen de Alicia en el país de las maravillas


Ina Liddell, Alice Liddell, María Edith Liddell, por Lewis Carroll (Charles Lutwidge Dodgson), 1858-1860 - NPG P991 (10) - © National Portrait Gallery, Londres

El 4 de julio de 1862, en un viaje en bote por el Támesis, de Oxford a Godstow, para una fiesta campestre, Alice, que contaba diez años, pidió a Charles Dodgson que les contara una historia a ella y a sus hermanas (Edith, de ocho años, y Lorina, de 13). Mientras el reverendo Robinson Duckworth remaba, Dodgson narró a las niñas las fantásticas aventuras de una niña llamada Alice (Alicia), que caía en la madriguera de un conejo. Fascinada por la historia, que le había parecido mejor que de costumbre, Alice pidió a Dodgson que se la escribiera.



Tardó aproximadamente unos dos años y medio en completar el manuscrito, que ilustró con dibujos de su propia mano, y se lo regaló a Alice en las Navidades de 1864. Ya antes de esto, el autor había mostrado el cuento al también escritor George MacDonald, quien lo animó a publicarlo, según anotó Dodgson en su diario el 9 de mayo de 1863. A los hijos de McDonald les gustó mucho la historia, y esto llevó probablemente a Dodgson a creer que podría tener éxito.
 En octubre de 1863, Dodgson mostró el manuscrito, titulado Las aventuras de Alicia bajo tierra  al editor londinense Alexander Macmillan, que aceptó publicarlo, y sugirió la colaboración de John Tenniel en las ilustraciones. El libro, ilustrado por Tenniel, apareció finalmente en 1865, con el título cambiado: Dodgson prefirió titularlo Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas , y lo firmó con el seudónimo de Lewis Carroll, con el que se haría célebre en la historia de la literatura. Más adelante, gracias al éxito de la obra, Carroll publicó una segunda parte, A través del espejo y lo que Alicia encontró allí , 1871). En 1886 apareció una edición facsímil del manuscrito que el autor había regalado a Alice, con su título original de Las aventuras de Alicia bajo tierra .

María Edith Liddell; Ina Liddell, Alice Liddell, por Lewis Carroll (Charles Lutwidge Dodgson), verano 1858 - NPG P991 (3) - © National Portrait Gallery, Londres

FOTOS: Robinson Duckworth y Charles D.(Lewis Carrol)
Imágenes
"Muchos de los cuentos del Sr. Dodgson nos fueron contados en nuestras excursiones por el río, cerca de Oxford. Me parece que el principio de "Alicia" nos fue relatado en una tarde de verano en la que el sol era tan ardiente, que habíamos desembarcado en unas praderas situadas corriente abajo del río y habíamos abandonado el bote para refugiarnos a la sombra de un almiar recientemente formado. Allí, las tres repetimos nuestra vieja solicitud: cuéntenos una historia, y así comenzó su relato, siempre delicioso. Algunas veces para mortificarnos o porque realmente estaba cansado, el Sr. Dodgson se detenía repentinamente diciéndonos: esto es todo, hasta la próxima vez; ¡ah, pero ésta es la próxima vez!, exclamábamos las tres al mismo tiempo, y después de varias tentativas para persuadirlo, la narración se reanudaba nuevamente".

Testimonio de Alice Liddell

Alice Liddell y el personaje de Alicia

Existe controversia acerca de hasta qué punto es posible identificar la Alicia del libro de Carroll con Alice Liddell. Está claro que las dos Alicias no son absolutamente idénticas, y, aunque la opinión tradicional es que la Alicia de ficción estaba inspirada de forma cercana en la Alice real, las investigaciones recientes contradicen esta suposición. El propio Dogson explicó en años posteriores que su personaje era enteramente imaginario, y que no estaba en absoluto basado en niño alguno; y es evidente que la imagen de Alicia tal y como aparece en las ilustraciones de Tenniel no tiene parecido físico con Alice Liddell.

Tenniel
De hecho, existe el rumor de que Dodgson envió Tenniel una fotografía de otra de sus amigas infantiles, Mary Hilton Badcock, sugiriendo que la usara como modelo, pero tampoco este rumor ha podido ser confirmado de forma satisfactoria. En realidad, nadie sabe cuál fue la referencia de Tenniel a la hora de crear la imagen del personaje en las ilustraciones, si es que tuvo alguna. Incluso los dibujos del propio Dodgson, en el manuscrito original, muestran un parecido más bien escaso con Alice Liddell.
Anne Clark, biógrafa de Alice, sugirió que el modelo para estos dibujos pudo haber sido Edith, la hermana menor de Alice, pero tampoco hay forma de probar esta suposición.
Sea cual sea el papel que Alice jugó como inspiradora del personaje, el hecho es que los libros están dedicados a Alice Pleasance Liddell. Al final de Alicia a través del espejo hay un poemaacróstico que tomando la primera letra de cada verso permite leer el nombre completo de la niña. Ese poema no tiene título en Alicia a través del espejo, pero suele tomarse como título el primer verso, "A Boat Beneath a Sunny Sky" ("Bajo un soleado cielo, una barca"):Fuente:wikipedia

            CUADERNO ORIGINAL DE ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS
Podéis visualizar el cuento completo en la website de Libros virtuales
Esta versión es la que llegó a manos de la niña Alice y contaba con dibujos hechos por el propio Dodgson. No es la que posteriormente se utilizó para la edición impresa ya que para publicar la historia se añadieron un par de capítulos, se eliminaron las referencias familiares y se utilizaron ilustraciones de John Tenniel. Para ver y leer el libro completo que se hizo mundialmente famoso, entrad  en este archivo
Alice Liddell fue la cuarta hija del matrimonio formado por Henry George Liddell, que fue durante 36 años deán del college Christ Church, deOxford, y su esposa, cuyo nombre de soltera era Lorina Hannah, hija menor de unos terratenientes de la pequeña nobleza.
Henry George Liddell
GEORGE LIDDELL
 El matrimonio tuvo varios hijos: mayores que Alice eran Harry (nacido en 1847) y Arthur (1850-1853), y una hermana mayor, Lorina, conocida como "Ina" (nacida en 1849); después de ella nacieron otras seis niñas, con una de las cuales, Edith (nacida en 1854) tuvo Alice una relación de especial cercanía.
Alice Liddell, Ina Liddell, Harry Liddell, María Edith LiddellEn el momento del nacimiento de Alice, su padre era el deán de Westminster School, pero poco después fue designado para el deanato de Christ Church, Oxford. La familia Liddell se trasladó a Oxford en 1856. Poco después del traslado, los Liddell trabaron amistad con Charles Lutwidge Dodgson, más conocido por su seudónimo literario de Lewis Carroll, profesor en Christ Church. Dodgson y Alice Liddell se conocieron el 25 de abril de 1856, cuando la niña no había cumplido aún los cuatro años.
image
La relación entre Alice Liddell y Charles Dodgson ha hecho correr ríos de tinta. Muchos biógrafos han pensado que Dodgson sentía por ella una atracción de índole romántica o sexual, pero no hay pruebas de que haya sido así.
Dodgson conoció a la familia Liddell en 1856. Según las anotaciones de sus diarios, conoció primero a la señora Liddell y a sus hijos Harry y Lorina el 25 de febrero de ese año. Más tarde hizo amistad con el pequeño Harry Liddell. Su primer encuentro con Alice tuvo lugar el 6 de marzo, cuando acudió a la casa del deán para fotografiar la catedral. Según él mismo indica en su diario, señaló ese día con una piedra blanca.
Primero hizo amistad con Harry, el hermano mayor, al que llevó con su hermana Lorina ("Ina") a varias excursiones en barca y meriendas campestres en los alrededores de Oxford. Más adelante, cuando Harry comenzó a ir a la escuela, Alice y su hermana Edith empezaron a acudir a esas excursiones. Dodgson solía entretener a las niñas narrándoles cuentos fantásticos, y ellas posaron a menudo para él como modelos de fotografía, la gran afición de Dodgson. Se ha afirmado que Alice fue la modelo favorita de Dodgson, pero no hay ninguna evidencia de que sea así. Los diarios de Dodgson entre el 18 de abril de 1858 y el 8 de mayo de 1862, que podrían arrojar luz sobre su relación con las hermanas Liddell, se han perdido, probablemente destruidos por los herederos del autor.
La relación entre Dodgson y la familia Liddell terminó bruscamente en junio de 1863. Hasta hace poco no había información alguna sobre lo que motivó esta ruptura, ya que los Liddell nunca hablaron abiertamente de ello, y la página de los diarios del autor correspondiente a los días 27, 28 y 29 de junio de1863, fechas en las que supuestamente ocurrió la ruptura, se ha perdido (fue arrancada por una sobrina del autor, Menella Dodgson, según reconoció varios años después ).
Se ha especulado con la idea de que la madre de Alice, la señora Liddell, desaprobara la relación de su hija, que ya tenía once años, con Dodgson. Morton N. Cohen sugiere la idea de que Dodgson pudo haber pedido la mano de Alice, o al menos haber hecho algún tipo de insinuación en ese sentido. Hasta hace poco, la única fuente para conocer lo que pudo ocurrir en esas fechas eran las especulaciones, todas ellas centradas en la idea de que la ruptura tuvo algún tipo de relación con Alice Liddell.
En 1996, Karoline Leach encontró lo que desde entonces se conoce como el documento "Cut Pages in Diary" ("Páginas cortadas en el diario") — una nota supuestamente escrita por la sobrina de Charles Dodgson, Violet Dodgson, que resume la página perdida de los diarios correspondiente a los días 27, 28 y 29 de junio de 1863, escrita aparentemente antes de que ella (o su hermana Menella) arrancaran la página. La nota dice así:
L.C. sabe gracias a Mrs Liddell que se dice que está utilizando a los niños como una excusa para hacer la corte a la institutriz - se dice también que [ilegible] está haciendo la corte a Ina.
No está claro quién fue el autor de esta nota. Para Leach, la escritura puede ser la de una de las dos sobrinas de Carroll, Menella o Violet Dodgson. Morton N. Cohen, sin embargo, afirma, en un artículo publicado en el Times Literary Supplement que, durante los años sesenta, Philip Dodgson Jacques le reveló que él mismo era el autor de la nota, para la que se basó en conversaciones oídas a sus tías. Actualmente no existen pruebas que permitan decantarse por ninguna de las dos posibilidades.
El sentido exacto de esta nota no ha sido tampoco determinado. Sin embargo, parece implicar que la ruptura entre Dodgson y la familia Liddell se produjo a causa de un supuesto rumor que relacionaba a Dodgson con la institutriz de las niñas y con "Ina", la hermana mayor de Alice. La naturaleza de estos rumores y si tenían o no fundamento son asuntos que no han podido ser aclarados hasta el momento.
Edith, Alice Liddell y Lorina, fotografiada por Lewis Carroll FuenteEn cualquier caso, las relaciones se enfriaron. Dodgson evitó la casa de los Liddell durante unos seis meses, pero finalmente regresó para visitar a la familia en diciembre de 1863, ocasión en la que regaló a Alice el manuscrito de su Las aventuras de Alicia bajo tierra. Sin embargo, la antigua cordialidad parece haber desaparecido, y la amistad terminaría por desvanecerse por completo, tal vez porque Dogson mantenía discrepancias con el padre de Alice, el deán Liddell, en cuanto a la política del college. Se han dado otras explicaciones, que hacen referencia en general a enredos amorosos y corazones rotos, pero no hay pruebas que permitan confirmarlas.
Dodgson, sin embargo, vio todavía a Alice en algunas ocasiones. En 1870, por ejemplo, la señora Liddell llevó a sus hijas Lorina y Alice al estudio del escritor para hacerles sendos retratos fotográficos (las últimas fotografías que Dodgson hizo de las hermanas). El autor escribió todavía a Alice en varias ocasiones, en una de ellas para pedirle prestado el manuscrito que le había regalado años atrás para publicar una edición facsímil, que apareció en 1886. La última carta conocida de Dodgson a Alice data de 1892. A partir de esa fecha, que se sepa, no mantuvieron ningún contacto. Dodgson falleció en 1898.
Últimas fotografías que Dodgson hizo a las hermanas Liddell.
Alice LiddellIna Liddell
He aquí las propias palabras de Vanessa Tait, una tataranieta de Alice Liddell, sobre este asunto: 

La explicación más interesante para mí es que Dogson estaba enamorado de Alice. Fue para ella que creó el País de las Maravillas; en ella concentró sus energías; y a ella se refirió, mucho tiempo después, en 1885, como "mi niña-amiga ideal". Pero si Dogson estaba enamorado de Alice, ciertamente no existe ninguna evidencia de alguna actividad sexual inapropiada. Ella lo recordaba con alegría; sus otros niños-amigos también. 

La relación entre ambos terminó posiblemente porque la mamá de Alice, mi tatarabuela, Lorina Liddell, era ambiciosa, autoritaria y snob. Un profesor de matemáticas no era ni de lejos el marido ideal para su hermosa hija. El hombre con el que ella se casó fue Reginald Hargreaves. Él era rico, de campo, pero no tenía los altos estándares intelectuales a los que ella estaba acostumbrada. 
Alice vio a Dogson muy pocas veces después de casarse. Mi madre recuerda una carta en la que ella le pedía ser el padrino de uno de sus hijos, pero él dijo que no cuando se enteró de que era un niño. Ese bebé, mi abuelo, se llamó Caryl. Siempre negó que fuera bautizado con ese nombre por Lewis Carroll, pero, en todo caso, es una referencia extraordinaria y un nombre poco común. Alice se conformó con su vida campesina: manejando su casa, criando a sus tres hijos, atendiendo reuniones del pueblo. Todo muy mundano, comparado con la vida de niñez. 
Fuente: Taringa
image Un estudiante del Christ Church, Reginald Gervis Hargreaves, hijo de un próspero empresario, se enamoró de Alice y le propuso matrimonio. Ambos se casaron el 15 de septiembre de 1880 en la Abadía de Westminster.
Alice se convirtió en una dama de la alta sociedad, recibiendo a menudo en su mansión de Cuffnells, en el Hampshire. El matrimonio tuvo tres hijos: Alan Knyveton Hargreaves, Leopold Reginald "Rex" Hargreaves y Caryl Liddell Hargreaves (Alice negó siempre que el nombre de su tercer hijo tuviese relación con el sobrenombre de Dodgson, Lewis Carroll). Los dos mayores fallecieron en combate durante la Primera Guerra Mundial.
Reginald Hargreaves murió el 14 de febrero de 1926. El tren de vida que llevaba el hijo menor, Caryl, y los elevados costes de mantenimiento de la propiedad familiar de Cuffnells, llevaron a Alice a tomar la decisión de vender el manuscrito autógrafo que le había regalado Lewis Carroll en 1863. Dado que el nombre de Lewis Carroll era entonces mundialmente conocido, obtuvo por él una suma muy elevada (15.400 libras esterlinas) en la casa de subastas Sotheby's. El manuscrito fue adquirido por el doctor A.S.W. Roschenbach, quien lo vendió luego a Eldridge R. Johnson. Johnson expuso el manuscrito al público en la Universidad de Columbia con motivo de la conmemoración del centenario del nacimiento de Lewis Carroll, en 1932.

La Universidad de Columbia invitó a Alice Liddell a esta conmemoración. Alice, que tenía ya ochenta años, viajó a Estados Unidos en compañía de su hermana Rhoda y de su hijo Caryl, y participó en los actos conmemorativos, que incluyeron un doctorado honoris causa para ella otorgado por la Universidad de Columbia.

Alicia en el país de las maravillasEl manuscrito original de Carroll fue adquirido, a la muerte de su propietario, Eldridge R. Johnson, por un consorcio de bibliófilos estadounidenses y regalado al pueblo británico "en señal de agradecimiento a un pueblo noble que mantuvo a raya a Hitler sin ayuda durante un largo período". Actualmente se conserva en la Biblioteca del Museo Británico.
La musa que inspiró uno de los cuentos más maravillosos y enigmáticos de la literatura inglesa murió el 16 de noviembre de 1934, no sin antes confesarle en una carta a su sobrina Rhoda: “estoy cansada de ser Alicia en el país de las maravillas”.



Todos los sellos los compré en Lolita charms , para los que no la conozcáis, deciros que es una empresa asturiana. He visitado la web hace muy poquito y he visto que quedaban pocas cajas de Alicia pero  no hay problemas con el resto de los sellos (mariposas, cenefas, etc...)
Comparé los precios en las distintas tiendas on line donde los venden y hay diferencias  considerables de unos sitios a otros. He  llegado a ver los  de Alice in Wonderland a un precio desorbitado de 16 euros cuando a mí me costó cada caja 5 euros.   
También los tenéis a muy buen precio en  el hilo mágico , a 5,80 euros.
Os dejo unas fotos para que os hagáis una idea del tamaño.
Estas galletas no están hechas con los sellos sino que las pinté con rotulador y pincel, me olvidé de algún que otro detalle, como la borla etc... pero como no soy pintora sabréis perdonármelo :)
    


Lewis Carroll es el seudónimo por el que es conocido en la historia de la literatura Charles Lutwidge Dodgson (nacido en Daresbury, Cheshire, en 1832 y fallecido en Guildford, Surrey, en 1898),  lógico, matemático, fotógrafo y escritor británico, conocido sobre todo por su obra Alicia en el país de las maravillas.
Su clara brillantez como matemático le facilitó la Cátedra de Matemáticas del Christ Church,Oxford, que siguió ocupando los siguientes veintiséis años. No tenía objeciones respecto a los ingresos pero el trabajo le aburría. Muchos de sus alumnos eran mayores y más torpes que él, además de más ricos, y casi todos ellos no manifestaban interés alguno. Ellos no querían ser enseñados, él no quería enseñarlos: gobernaba una apatía mutua.
En 1856 dirigió su mirada hacia la nueva forma de arte: la fotografía. Sobresalió en ello y se convirtió en una expresión de su filosofía interior: la creencia en una divinidad que él llamó "belleza", refiriéndose a un estado de perfección moral, estética o física. Encontró esta belleza divina no sólo en la magia del teatro, sino también en la poesía de las palabras, en una fórmula matemática; y quizás, de una manera suprema, en la forma humana, en las imágenes del cuerpo que le conmovían. Cuando comenzó con la fotografía procuró combinar, con sus propias representaciones, los ideales de libertad y belleza en la inocencia del Edén, donde se podía disfrutar del cuerpo y el contacto humano sin vergŸenza. En el ecuador de su vida reformuló esta filosofía de la búsqueda de belleza como un estado de gracia, un medio de recuperar la inocencia perdida. Esto, junto con su pasión de toda la vida por el teatro, lo enfrentó con la mayoría moral de su tiempo, así como con las creencia religiosas de su propia familia.
El Charles Dodgson adulto medía aproximadamente un metro y ochenta centímetros, era esbelto y atractivo, de pelo castaño rizado, ojos azules y cara de soñador. A la edad excepcionalmente tardía de diecisiete años sufrió un ataque severo de tos ferina que le condenó a una pérdida de audición del oído derecho, y que era probablemente responsable de la debilidad crónica de su pecho en su vida posterior. Sin embargo, el único defecto manifiesto que se llevó a la edad adulta era, como lo llamaba él mismo, su "vacilación" — un tartamudeo que había adquirido en la primera infancia y que lo perseguiría en todos los ámbitos de su vida. Este tartamudeo siempre ha sido una parte importante de su mito. Forma parte de esta mitología que Carroll sólo tartamudeaba en compañía de adultos y que, sin embargo, tenía fluidez y afinidad con los niños, pero no hay nada que sustente esta idea. Muchos niños recordaban el tartamudeo; muchos adultos ni siquiera lo notaban. El tartamudeo iba y venía por motivos desconocidos pero no era una manifestación del miedo al mundo adulto. El mismo Dodgson era mucho más consciente de ello que la mayor parte de las personas que conocía. Aunque su tartamudeo le preocupaba — hasta llegar a obsesionarle — , nunca fue lo suficientemente grave como para impedir que se desenvolviera en sociedad gracias a sus otras cualidad.
Era sociable por naturaleza y lo suficientemente egoísta como para saborear la atención y admiración que le dispensaban. En una época en la que la gente ideaba sus propias diversiones, en la que el canto y la recitación eran unas habilidades sociales altamente demandadas, este joven estaba bien provisto de las cualidades de un atractivo artista del espectáculo. Cantaba razonablemente bien y no tenía miedo de recitar ante el público. Además, era un experto imitador y narrador de cuentos: era una estrella de la farsa. Podía ser encantador, insistente, manipulador, con la clase de sensibilidad que las mujeres vulnerables tienden a encontrar irresistible. Hay breves insinuaciones de un sentido altísimo de lo espiritual y lo divino; pequeños momentos que revelan una vida interior rica y vivida intensamente.
Dodgson también era socialmente ambicioso y estaba preocupado por dejar su huella en el mundo, ya fuera como escritor o como artista. Su carrera académica era sólo un sustituto de otros logros más emocionantes que ansiaba ávidamente. Escribió varias poesías y cuentos que envió a varias revistas, disfrutando ya de un éxito moderado. Entre 1854 y 1856 su trabajo apareció en las publicaciones nacionales The Comic Times y The Train , así como en revistas más pequeñas como Whitby Gazette y Oxford Critic . La mayor parte de su producción era cómica, a veces satírica. Sus estándares y sus ambiciones eran exigentes: "No creo haber escrito nada que merezca ser publicado (no incluyo Whitby Gazette or the Oxonian Advertiser), pero no cejo en el empeño de hacerlo algún día”, escribió en julio de 1855. Años antes de Alice , Carroll ideaba argumentos para libros infantiles que fueran rentables: “Un libro de navidad que se venda bien... consejos prácticos para la construcción de marionetas y de un teatro”. Sus ideas mejoraron con el tiempo, pero la mente astuta, con un ojo puesto en los ingresos siempre estaba ahí.
En 1856 publicó su primer trabajo con el nombre que le haría famoso. Un pequeño poema romántico muy previsible llamado "Solitude"[N. de T.: “Soledad”] apareció en The Train bajo la autoría de Lewis Carroll. Ese mismo año llegó a Christ Church un nuevo decano, Henry Liddell, que trajo consigo a una joven esposa y a sus hijas, las cuales tendrían una gran importancia en la vida de Dodgson durante los años siguientes. Se convirtió en amigo íntimo de la madre y de las niñas, en particular de las tres hermanas — Ina, Alice y Edith. Parece ser que se convirtió en una tradición que se llevara a las niñas al río para hacer picnics en Godstow o Nuneham.
Fue en una de estas salidas, en 1862, que Dodgson creó el esbozo de la historia que finalmente se convirtiría en su primer y más importante éxito comercial — el primer libro de Alice. Habiendo contado la historia y después de que Alice Liddell le suplicara que lo escribiera, Dodgson vio claramente su potencial económico. Llevó el manuscrito al editor Macmillan, que quedó encantado instantáneamente. Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas (Alice's Adventures in Wonderland) fue publicado en 1865, bajo el seudónimo que Dodgson había usado aproximadamente nueve años antes por primera vez: Lewis Carroll.

Con el lanzamiento y el éxito inmediato de Alice, la historia de la vida del autor se bifurca: por un lado, la historia de la verdadera vida de Dodgson y, por otro, el mito que circunda a Lewis Carroll. Carroll se convirtió rápidamente en un álter ego rico y minucioso: un personaje tan famoso y profundamente arraigado en la psique popular como la historia que narraba. A él se debe una gran parte de la imagen de little girls [N. de T.: “las niñitas”>) y del extraño desapego del mundo real. La realidad de Dodgson permaneció y permanece, en su mayor parte, en las sombras: ha sido ignorado hasta por el más reciente y reputado de los biógrafos modernos. Se sabe que, de forma paralela al imparable crecimiento de su riqueza y de su fama, él siguió dando clase en Christ Church hasta 1881, y que residió allí hasta su muerte. Publicó Alicia a través del espejo (Through the Looking-Glass, and what Alice found there) en 1872, su gran burla de la epopeya joyceaneana La caza del carabón (The Hunting of the Snark) en 1876, y su última novela en dos volúmenes Silvia y Bruno (Sylvie and Bruno ) en 1889 y 1893 respectivamente. También publicó muchos estudios matemáticos bajo su propio nombre, causó escándalo por sus relaciones con el sexo opuesto, recorrió Rusia y Europa en una amplia visita (en 1867) y compró una casa en Guildford donde murió repentinamente de pulmonía violenta, el 14 de enero de 1898, dejando misterio y enigma sin resolver tras él.
Fuente: Victorianweb
Lewis Carroll Charles Lutwidge DodgsonEn 1856, Dodgson descubrió una nueva forma de arte, la fotografía. La técnica de fotografía que se usaba entonces era la del colodión húmedo, que exigía un gran trabajo y técnica para obtener las fotografías. Dodgson alcanzó pronto la excelencia en este arte, que convirtió en expresión de su personal filosofía interior: la creencia en la divinidad de lo que él llamaba belleza, que para él significaba un estado de perfección moral, estética o física. A través de la fotografía, Carroll trató de combinar los ideales de libertad y belleza con la inocencia edénica, donde el cuerpo humano y el contacto humano podían ser disfrutados sin sentimiento de culpa. En su mediana edad, esta visión se transformó en la persecución de la belleza como un estado de gracia, un medio para recuperar la inocencia perdida.
Esto, junto con su pasión por el teatro, que le acompañó durante toda su vida, habría de traerle problemas con la moral victoriana, e incluso con los principios anglicanos de su propia familia. Como anota su principal biógrafo, Morton Cohen: «Rechazó rotundamente el principio calvinista del pecado original y lo sustituyó por la noción de divinidad innata».La fotografía le fue también útil como entrada en círculos sociales elevados. Cuando logró tener un estudio propio, hizo notables retratos de personajes relevantes, como John Everett Millais, Ellen Terry, Dante Gabriel Rossetti, Julia Margaret Cameron y Alfred Tennyson. Cultivó también el paisaje y el estudio anatómico.
Lewis CarrollDodgson abandonó repentinamente la fotografía en 1880, quizás porque los adelantos técnicos de aquel entonces comenzaban a permitir realizar fotografías de una manera más sencilla. Después de 24 años, en los que dominaba completamente el medio, disponía de su propio estudio en el barrio de Tom Quad, y había creado unas 3.000 imágenes. Menos de 1.000 han sobrevivido al tiempo y a la destrucción intencionada. Dodgson registraba cuidadosamente las circunstancias que rodeaban la creación de cada una de sus fotografías, pero su registro fue destruido.
Su obra fue reconocida póstumamente gracias a su reivindicación por parte de los fotógrafos del pictorialismo, así como al apoyo del Círculo de Bloomsbury, en el que se hallaba Virginia Woolf. En la actualidad, es considerado uno de los fotógrafos victorianos más importantes, y, con seguridad, el más influyente en la fotografía artística contemporánea.

Cuando Lewis Carroll hizo sus fotografías, ni siquiera Sigmund Freud había nacido, ni tampoco se había instalado la "teoría de la sospecha", que ha dominado toda la segunda mitad del siglo XX, por lo que sería una injusticia  acusarlo sin más de pedofilia. Estos rumores surgieron después de la muerte del escritor, todo gracias a un escritor llamado Langford Reed y sin prueba alguna.
Los retratos de niños desnudos formaban parte del culto victoriano a la niñez , esas fotos eran de lo más normales entre los fotógrafos de la época ya que la moral victoriana percibía la desnudez de los niños como expresión de inocencia y de pureza. Carroll  realizaba las sesiones con el permiso de los padres y siempre en presencia de los mismos. Detrás de su cámara podía estudiar la complejidad emocional de la infancia.La indecencia está en la mirada del espectador.
Dogson no solo hizo retratos a las niñas sino que también fotografió a sus amigos, conocidos, paisajes...
Las niñas entre los 4 y los 14 años eran espontáneas, puras y sus mentes estaban llenas de creatividad y fantasía. Los niños en cambio  eran más rudos,competitivos y no se dejaban fotografiar con facilidad por lo que los evitaba. Respetó a las niñas y ellas siempre lo recordaron con aprecio y cariño.Todas negaron cualquier acto obsceno por parte del escritor.
Fotos:National Portrait Gallery Londres
image


arteLewis Carroll, el fotógrafo.
Lewis Carroll, el fotógrafo.arte
Lewis CarrollLewis
arte









Lewis Carroll fine art photographyLewis Carroll fine art photography
Lewis Carroll fine art photographyLewis Carroll fine art photography
Lewis Carroll fine art photographyLewis Carroll fine art photography
Lewis Carroll fine art photographyLewis Carroll fine art photography
Lewis Carroll fine art photography


Lewis Carroll (Rev. Charles Dodgson) - Hassard Dodson Familia que se sienta alrededor de una mesa Naipes

lewis carroll fine art photography

7 comentarios:

Eva Macià dijo...

Te han quedado espectaculares! no parece que sea la primera vez que utilizas estos sellos!! y me ha hecho gracia lo de Alicia... justo hoy en mi trabajo inauguramos una exposición sobre este libro ;)

Ariela Mosquera dijo...

Que preciosidad de galletas y que preciosidad de post! Un besote La Caja de las Delicias

Las Recetas de Manans dijo...

Que gran variedad y que entrada tan instructiva.

Ratita Golosa dijo...

Buenaaaaaaaasssssss!!! Bienvenida seas, aunque yo también ando un poco "perdidilla" con el blog.
Veo que continúas sorprendiéndonos con tus informaciones y esos sellos, son una pasada de bonitos.
Eres genial Rosa...¿Te lo han dicho antes?
Besazos guapetona!

mary dijo...

pienso yo que al autor le gustaban las niñas, por sus fotos

Vero dijo...

Hola Rosa! Perdona por no haber venido antes a verte, la verdad es que ando un poco desconectada del blog, pero procuro venir a veros porque me gusta mucho. Esta entrada es una entrada de matrícula de honor, interdisciplinar y muy trajada. Por supuesto, las galletas son una pasada y el hecho de usar los sellos para decorarlas es una técnica que me parece preciosa! Como siempre, eres de sobresaliente. Biquiñossss

Isabel Morenisa dijo...

Impresionante!!
Chica pues para no ser muy pintora...vaya maravilla has hecho.
Por cierto, me pregunto si te has comido esas galletas pintadas a mano??? Yo sería incapaz, están para enmarcarlas.
Te felicito.
Un besazo.