domingo, 17 de noviembre de 2013

PASTAS DE ALMENDRA





LLega el frío y con él el placer de hornear deliciosas pastas para acompañar el café o el té de la tarde.

No requieren de una habilidad especial para hacer galletas, hasta un niño pequeño las podría hacer bajo la supervisión de un adulto. Más fácil no os lo puedo poner...
Las pastas con frutos secos son siempre muy agradables de comer  y de ver, no tenéis excusa.
El primer recuerdo que tengo asociado a una almendra me lleva directamente a la Navidad, a una mesa llena de turrones varios, pasas, polvorones, peladillas y en la que no podían faltar ni nueces ni almendras.
El turrón duro, era duro de narices, tenía un grosor exagerado y a aquello no había quién que le hincara el diente. Por lo general había que golpearlo con ganas para poder degustar un trocito, pero ¡qué rico! En cuanto a las almendras, venían con cáscara, ohhhh, otro alimento más que observar desde la distancia a no ser que le pidieses a un mayor que te abriese alguna y vengaaa, otra vez a dar golpes en la mesa. ¿Tenéis alguna historia relacionada con un fruto seco? :)
                                                     INGREDIENTES
- 250 gr de harina
- 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 1 huevo mediano
- 1 cda de almendra molida
- 1/2 cdta de emulsión aroma de almendra(Almond Bakery Emulsion) de Lorann.
La emulsión tiene un sabor fuerte por lo que si tenéis dudas, no la añadáis. 
¡Ojo! Si en vez de la emulsión utilizáis aromas concentrados, con unas gotitas será suficiente. 
- 50 gr de azúcar
- Un puñadito de almendras picadas  
- Una  clara
- una pizca de sal
                                      ELABORACIÓN             
- Ponemos en un bol la mantequilla cortada en trocitos junto con el azúcar y el extracto de almendra, lo batimos bien hasta conseguir una consistencia cremosa.
- A continuación añadimos el huevo, la sal , la almendra molida y poco a poco la harina  tamizada.
- Mezclamos bien y ponemos la masa sobre una superficie de trabajo enharinada. Amasamos.
- Hacemos bolitas del tamaño que más nos apetezca y las aplastamos un poquito.
- Batimos ligeramente la clara de huevo y pincelamos con ella las bolitas de masa, le ponemos por encima la almendra picada y las volvemos a rociar con la clara restante, así nos aseguramos de que la almendra quede bien pegada.
- Las colocamos en la bandeja del horno y las horneamos en el horno unos 10  minutos.
- Retiramos la bandeja del horno y  colocamos las galletas sobre una rejilla hasta que enfríen.
- Si queréis se pueden espolvorear con azúcar glas.

7 comentarios:

Gemma dijo...

¡Qué bonitas te han quedado! :-) Me encanta el olor de las galletas cuando se están horneando y la casa queda ambientada con ese aroma!

Un beso!

Cuky´s Cookies dijo...

Me encantan siempre tus tartas y tus galletas. Tus postres en general, vaya. Tienen siempre una pinta riquísima y un aspecto impecable =)
Si te digo que llevo mucho tiempo queriendo probar a hacer estas pastas...Tengo que ponerme ya a ello, ahora que llega el frío como dices, vienen ideal con una tacina de café o chocolate, un domingo de esos frío de Gijón por la tarde =)
Un besín!!

Xocolat and co dijo...

Que ricas estas pastitas, además parecen de esas que se te desacen en la boca cuando las muerdes, y con el toque de almendra aún mejor.
Bss.
Su.

Catieu dijo...

Deliciosas!!! Ideales para acompañar el café.
Besos

CHARO dijo...

aparte de ricas son una auténtica preciosidad. El color es muy elegante, y la decoración también, felicidades

Doris mis cosillas dijo...

Pues muyyy ricas cielo, con una pinta deliciosa, con un cafetito ni te cuento.Besos y buenas noches.

PINKY dijo...

Ya falta poco para Navidad y apetece ir probando delicias de almendra verdad? estas galletas tienen una pinta muy buena
besinos