jueves, 5 de enero de 2012

GALLETAS Y REYES MAGOS

Antes de nada Feliz Año a todos los que dedicáis un ratito de vuestro tiempo para pasaros por mi blog.
Qué mejor dulce para celebrar el nuevo año que un  recién nacido de rica galleta.
 Me imagino que ya estaréis todos atacados de los nervios por la cada vez más cercana llegada de los Reyes Magos. En mi caso, con un niño de trece años recién cumplidos y otro de once ya no me es posible dejarles ningún refrigerio a sus Majestades, ni las hojas de repollo a los pobre camellos (es que es lo que único que se me ocurría...). Las razones son más que evidentes, vale que los haya podido tener en la inopia hasta hace bien poco, pero desde la última pillada ahí se acabó un poquitiiiiico de su ilusión. Aún se me congela la sangre cuando me visualizo corriendo en pijama por el pasillo de casa, os describo la patética escena. Siempre he tenido la mala costumbre de envolver los regalos la víspera de la noche de Reyes. LLegaron las nueve y los peques a la cama y todo ello con las típicas amenazas que solemos utilizar casi todas las mamis: " como no os pongáis a dormir inmediatamente, hago guardia toda la noche para que los Reyes no entren en casa, vamos que ni con los Geos pasan...". Total que hacia las once y media empezó mi trabajo de Empaquetadora Real.
Saqué todos los regalos de su escondite, que debe ser buenísimo porque nunca los han podido encontrar. No os lo puedo revelar porque aún me funciona y esto lo pueden leer los interesados... Bueno pues nada, fenomenal,  los niños están dormidos como troncos,  así que vuelvo a recorrer a oscuras el pasillo para coger los rollos de papel de regalo.Cuando entro en la cocina toda emocionada con mis rollitos y el celofán en la mano, me encuentro al más pequeño mirando ojiplático los regalos sin envolver. Es en ese momento cuando se me hiela la sangre y me quedo sin capacidad de reacción, el niño me mira , yo lo miro ¿ y qué hace una madre en tan delicada situación ????
Pues salgo pitando en  dirección contraria con el corazón a mil, pero viendo que el niño sigue esperando en la cocina, vuelvo.
 En cuestión de segundos la sangre empieza a descongelarse y uno de los rollos sale impulsado como un rayo hacia la cabezota del niño ¡¡¡¡¡Haaaaaala niñooooo, a la camaaaaaaa!!!! Os prometo que fue un acto reflejo de mi asustado brazo. ¡¡¡¡¡Y como cuentes algo de lo que has visto, mañaaaana no hayyyy regaaaalos!!!!!
El pobre crío, que en ese momento tenía siete años, sin mediar palabra se dirigió hacia la habitación con el mismo silencio con el que había llegado. Al día siguiente no dijo nada, esperó un año más para decirme que me había pillado con las manos en la masa .

 Fin de la historia. Eso sí, siempre les he dicho que si no creen en los Reyes Magos, pues es tontería que pidan regalos, les digo que es una tradición preciosa, que los padres somos simples transmisores de los deseos  de sus Majestades y que cuando ellos sean padres disfrutarán con sus hijos de momentos llenos de ternura, de ilusión y de nervios.  Los Magos son inmortales.



¡ FELIZ DÍA DE LOS REYES MAGOS !

PASAROS A VER UNA NUEVA TARTA CON HISTORIA EN MI BLOG DE TARTAS


La postal vintage de la parte superior es del blog  http://www.ninona.wordpress.com

11 comentarios:

silvia dijo...

Feliz año!! vaya creo que esa historia me suena de algo mi hermana tb pillo a sus majestades en pleno trabajo,y bueno uff!!

las galletas deliciosas como siempre,y sabes he ehcho tu tarta el dia de mi cumple el dia 30 de diciembre pero aún no he subido nada es que internet va fatal ,pero bueno..

besitos

Heidi dijo...

Son simpatíquísimas las galletas, y la última porción de la tarta, aunque no lo parezca, ya me la he llevado ... mira ... mira bien.

Xtos Rosa.

Mijú dijo...

Ay, Rosa que mal rato XD, con lo ilusionante que es esta noche ;)
Las galletas soberbias :)
Un saludito

sandra dijo...

Pues chiquilla, yo me enteré de lo de Sus Majestades gracias al chivato de mi primo cuando rondaba yo los 4 años (año arriba año abajo)... pero que sepas que no me importó y seguí con la misma ilusión y aunque no me suelen hacer mucho caso y casi todos los años me desilusiono me digo: "el próximo sí que será el mío" jeje. Pues eso... para el 2013

Lucia dijo...

Che blog meraviglioso! Complimenti :-) Ti seguo con piacere!

María dijo...

Unas galletas preciosas,y ese trozo de tarta delicioso,la historia de los Reyes nos ha pasado a mas de uno. Un besazo
cosicasdulces.blogspot.com

PINKY dijo...

Preciosas galletas y una simpatica historia ,parecida nos paso a todas jajaj
besinos y feliz 2012

TREMENDITA dijo...

Feliz Año Nuevo , para ti y toda tu familia, quiero y deseo que todo te vaya bien este año, el que viene, el otro, el otro y asi sucesivamente.

Un abrazo

karoll-a dijo...

Feliz año a ti tambien ^^ mis enanas solo tienen 4 y 2 años asi ke aun tienen la ilusión de los reyes... espero ke tarde tiempo en pillarme komo te pasó a ti... ke kara se tiene ke kedar a todos... kreo ke la mayoría nos enteramos pillando a los padres kon los regalos, pero es verdad ke no se akaba la tradición... y ke dure muchos años! Saludos

Anita. dijo...

me encantan tus entradas y tus ricas galletas...
son preciosas...
besitos,
Ani.

Catalina dijo...

NO TE COCIA Y ME HA ENCANTADO TU BLOG , ME QUEDO POR TU COCUNA , BESITOS